Site Overlay

Blog

  • Conjunción de la Luna y Marte
    Conjunción de la Luna y Marte
    Sony A7s- William Optics 80/480+Barlow 2x

    El día 6 de Septiembre se produjo un fenómeno astronómico interesante, una conjunción entre dos astros destacados, la Luna y Marte. El reto era captar el fenómeno durante el día, la luna no tenia problema pero Marte nunca lo había probado.La suerte es que Marte esta muy brillante ya que esta acercándose a la oposición, el punto más cercano a la tierra, por tanto debía ser posible captar los dos en una fotografía. Me preparé dos horas antes del evento y fui preparando el equipo y haciendo las primeras pruebas. Y a las 8:06 hora local se produjo el máximo acercamiento, fue emocionante observarlo con prismáticos, Marte se veía bien y parecía una miniatura al lado de la Luna.

    Para conseguir un tamaño suficiente de la Luna usé una lente Barlow para multiplicar la focal pero la calidad de la imagen se resiente un poco. En el procesado recorté un poco la imagen para dar protagonismo a los astros y procuré dejar un color y iluminación parecido al observado con los prismáticos, la Luna se ve como medio transparente debido a la luz del día y Marte se ve suficientemente brillante y con una forma de disco que le distingue de las estrellas.

    En otros lugares tuvieron la suerte de contemplar una ocultación del planeta por la Luna, en mi localidad tuve que conformarme con una conjunción muy muy cercana, que para mi fue un reto muy emocionante y con buen final, ya que quince minutos después del máximo acercamiento ya llegaron las nubes y tuve que desmontar el equipo.

  • La noche a través de una bola de cristal
    Vía Láctea capturada en una bola de cristal

    Primer experimento con la bola de cristal, hacía tiempo que la tenía por casa y la puse en la mochila para estrenarla es misma noche. Después de hacer algunas astrofotos a la Vía Láctea que os mostraré cuando las tenga editadas le tocó el turno a la parte más creativa de la noche. Probé algún soporte para la bola y finalmente me gustó ponerla encima de mi mochila, con el asa quedaba fijada la bola y se integraba bien en la foto. Puse el trípode en la posición más baja posible, me acerqué a la bola y enfoqué de manera manual al interior de la esfera. Varias pruebas hasta conseguir una imagen satisfactoria.

    Una vez en casa tocaba editar, con un ligero recorte para agrandar un poco la bola, ya que con un 24 mm queda un poco pequeña, pero no llevaba más ópticas en la mochila, un 50 mm habría ido mejor, la próxima vez probaré diversas focales. Mejoré el contraste del cielo, realcé un poco el cielo dentro de la bola y ya estaba la foto a punto de publicar.

    Cuando me la miré con detalle comprobé que la bola invierte la imagen en dos sentidos, en vertical (arriba-abajo) y en horizontal (izquierda-derecha). Paseando por la foto se aprecia la contaminación lumínica en el horizonte pero el color no molesta en el fondo difuminado. Las estrellas más brillantes se ven totalmente desenfocadas con un bokeh agradable. Con el desenfoque se acentúan los colores de las estrellas y permite identificarlas con facilidad. Fijaros en las dos luces más brillantes, en la parte superior izquierda, son Saturno y Júpiter (el más brillante). Debajo de Júpiter vemos Sagitario, con la característica forma de tetera, como la conocen los ingleses. Y justo a la derecha, casi fuera del marco tenemos a una estrella anaranjada, es Antares, de la constelación del Escorpión, una super-gigante roja destacada del cielo de verano. La Vía Láctea, aunque desenfocada, se aprecia bien en el fondo de la foto, con el color rojizo característico de la Vía Láctea con una cámara sin filtro de Infrarrojos.

    Esta es la bola de cristal que utilicé para la foto.

    Sony A7s, Samyang 24 mm f/2, ISO 3200, 13 sg,

  • Perseidas 2020
    Perseida captada el 12 de Agosto de 2020 en Lladurs (Solsonès)
    Sony A7s, Samyang 24 mm a f/2, 3200 ISO, 13 sg

    Las noches del 12 y 13 de Agosto dejé la cámara sola trabajando y esta es una de las más destacadas, ahora falta montar una foto con toda la cosecha de la noche, pero lo haré cuando tenga más tiempo.

     

  • Encuentros con el NEOWISE en la F3

    Disculpad por el juego de palabras del título de esta primera entrada en el Blog. A algunos os sonará a una película, espero. Os quería explicar la historia de mi relación con el cometa C/2020 F3 NEOWISE y las sesiones de observación y astrofotografia que le dediqué durante un mes. Ha sido una experiencia emocionante poder ver y seguir a un cometa como este, para mi un gran cometa y el que ha sido más fotografiado en la historia. Quizás hemos quedado saturados de tantas fotos pero yo todavía no he contado la historia de mis encuentros.

    Se descubrió en Marzo de 2020 y ya prometía desde el primer momento pero desconfié y pensé que cuando se acercara el momento y se pudiera ver ya comprobaría si las previsiones se cumplían. Estaba cansado de los últimos cometas que crearon falsas expectativas, la mayoría se fundieron o fraccionaron al acercarse al sol. En Junio empecé a investigar para preparar una planificación. Pensaba que lo más emocionante sería verlo y fotografiarlo cuando empezaba a aparecer por el horizonte y todavía no lo había visto mucha gente, seria una sensación como de descubrimiento… Ya experimenté una preparación similar con el sutil cometa C/2020 F8 SWAN en Mayo y por tanto estaba un poco entrenado. Os pongo la difícil foto resultante del Swan.

    Cometa C/2020 F8 SWAN gran campo y detalle el 18/05/20
    Cometa C/2020 F8 SWAN. Sony A7s, 70 mm, f/4, ISO 6400, 30 sg. Detalle con 200 mm. Con seguimiento

    Si no lo habeis escuchado hice un episodio del podcast sobre cometas recientemente. Os pongo el enlace: https://fotografiandolanoche.online/p34-fotografiando-cometas/

    Me informé en cometografia.es y en alguna otra web de cometas y comprobé que en Junio todavía no era visible en el hemisferio Norte y que debía pasar por el punto más cercano al sol de su órbita, el punto crítico,que no todos los cometas sobreviven. Me fijé como objetivo captarlo a partir del día 3 de Julio.

    Os resumiré sus características para saber de que objeto estamos hablando, se trata de un cometa, un objeto formado por hielo, polvo y algunos otros componentes menores. Cuando se acerca el sol la radiación solar provoca que se desprenda parte de su material y deja ir una cola de polvo y a menudo una de gas. Este tiene una órbita parabólica y se calcula que volverá a pasar cerca de la tierra dentro de 6.800 años y que tiene un núcleo de unos 2 Km de diámetro. El punto de máxima proximidad se produjo el 23 de Julio y estaba “solo” a 103 millones de Km de la Tierra. Podéis imaginaros los millones de quilo metros que debía tener la cola para verla como la vimos desde la Tierra.

    Para planificar la observación pensé que debía aprovechar para observarlo lo antes posible, por si se desintegraba. En Europa se empezaba a ver a principios de Julio pero en una hora muy intempestiva, antes de la salida del sol apareciendo por el Este. Tocaba levantarse temprano. Para saber a que hora debía estar a punto para fotografiarlo comprobé que el cometa F8 Swan con una magnitud de 5,9 lo cacé una noche muy limpia 20 minutos después del crepúsculo astronómico y a solo 6º de altura sobre el horizonte. Con el programa Stellarium comprobé que el dia 6 de Julio a las 4:56 el Neowise estaría a 3º de altura, 45 minutos después del crepúsculo astronómico. Al tener una magnitud mucho más baja (más brillante) que el Swan esperaba ver el Neowise aunque habría más resplandor del sol en el horizonte Este. Comprobé el Azimut del punto de salida por el horizonte y eran 47º, por tanto debía buscarlo por el NorEste. Venus salia 17 minutos antes, a su derecha… Y una luna menguante iluminaria la escena a mi espalda…

    Llegó el día y la hora, el despertador sonó a las 3:45 y con todo preparado salí de casa pitando y me acerqué con el coche hasta una montaña cercana que tenia un horizonte Este despejado, el Castellvell de Solsona. Monté con prisas el trípode, la montura de seguimiento SkyWatcher, y la cámara Sony A7s Lo primero hacer la alineación con la polar para que siguiera el movimiento de las estrellas, con un teleobjetivo seria difícil conseguir imágenes nítidas sin seguimiento. La noche era perfecta, nítida y sin nubes ni bruma en el Este. Ya tenia todo a punto y empecé a hacer fotos con el 50 mm a motor parado. Quería un panorama amplio y captar el cometa a la izquierda y Venus a su derecha. Con la focal elegida ya comprobé previamente que cabria todo en el encuadre. A las 4:52, puntual a su cita, ya vi por la pantalla de la cámara una cola que aparecía detrás de una montaña. Fue entonces cuando cogí los prismáticos y lo vi por primera vez, sentí una emoción indescriptible, más aún cuando no lo veía entero pero ya presentía que seria un cometa impresionante. Seguí haciendo fotos de gran campo viendo como subía rápidamente por el horizonte mientras lo iba observando con los prismáticos, disfrutando de la vista largo tiempo esperada… Se veía sutilmente a simple vista, mejor mirando a su lado, de reojo…pero con prismáticos era una visión memorable.

    Cometa C/2020 F3 NEOWISE gran campo el 06/07/20
    Sony A7s, 50 mm f/4, 3200 ISO, 6 seg

    Cuando estaba ya un poco más alto, y antes que el sol lo fuera menguando puse el teleobjetivo 70-200 a f/5 y puse en marcha el seguimiento de la montura para captar detalle del cometa. Seguí haciendo fotos y por la pantalla de la cámara iba viendo el cometa con su cola impresionante.

    Cometa C/2020 F3 NEOWISE teleobjetivo el 06/07/20
    Sony A7s, 200 mm f/5, 3200 ISO, 3,2 seg, con seguimiento

    A las 5:30 las fotos salían quemadas, al sol le faltaba solo una hora para aparecer y ya quería inundar el cielo con su luz. La experiencia había durado unos escasos pero intensos 40 minutos. Durante un rato más se distinguía el cometa con los prismáticos pero se iba diluyendo.

    El mismo día por la tarde ya publiqué mis primeras fotos del cometa con gran orgullo. Sentía haber superado un reto, ver y fotografiar un cometa que se haría famoso. E hice una composición con el campo amplio y un recorte del detalle

    Cometa C/2020 F3 NEOWISE gran campo y detalle el 06/07/20
    Sony A7s, 50 mm f/4, 3200 ISO, 6 seg, 200 mm, f/5, 3,2 sg

    Pero conforme pasaban los días el cometa se veía más impresionante, al salir más pronto se podía captar con un cielo más oscuro y ganaba en espectacularidad y longitud de la cola. Además como todos los cometas iba cambiando y se apreciaban cambios en la cola, se veia más larga, seguramente por la posición respecto a la tierra, ya que se iba alejando del sol. Mientras veía las fotos que colgaban en las redes los compañeros astrofotógrafos ya empezaba a preparar la segunda expedición de madrugada.

    El segundo encuentro fue el sábado 11 de Julio. Esta vez un poco más pronto ya que salia a las 4:00, por tanto el despertador a las 3:00. Y el segundo encuentro no defraudó, conté con la compañía de Marc que hizo fotos a mi lado y tuvimos mucha suerte con un cielo limpio y transparente. La luna iluminaba con fuerza pero no fue capaz de apagar al cometa. A las 4:12 hizo su aparición el cometa por detrás de una montaña icónica en Cataluña, el Pedraforca. Ya estaba preparado con la montura alineada con la polar y esta vez un pequeño telescopio refractor para conseguir aún más detalle de la cola del cometa. Para que veáis el efecto que producía el cometa saliendo por el horizonte, con un color rojizo como le pasa a la luna cuando sale, os pongo una foto sin apenas edición, esta primera foto prometía una sesión aún más intensa que la primera.

    Cometa C/2020 F3 NEOWISE con telescopio cuando aparecía por el horizonte el 11/07/20
    Sony A7s, telescopio, 3200 ISO, 13 sg. Con seguimiento

    Aproveché el momento y seguí haciendo fotos hasta que salió el núcleo por detrás de la montaña escarpada. Y entonces paré el motor de seguimiento y hice una foto para la tierra, para que no saliera borrosa. En casa edite las dos capas y las fusioné y salió esta foto de la cual me siento muy orgulloso.

    Cometa C/2020 F3 NEOWISE telescopio sobre Pedraforca el 11/07/20
    Sony A7s, telescopio, toma cielo ISO 6400, 30 sg con seguimiento. Toma tierra mismo exif sin seguimiento

    A partir de entonces seguí haciendo fotos para apilarlas posteriormente y conseguir más detalle y menos ruido. Pero el crepúsculo avanzaba y tenia que reducir el tiempo para que no se quemara la foto. Hice el apilado de 12 fotos y salió una foto de la cual no me siento tan orgulloso pero que muestra más información del cometa, se intuye la cola iónica, recta y de color azulado, a la izquierda de la cola de polvo, de color amarillento y más densa que se curva hacia la derecha y muestra como estrias o bandas como un abanico que se va desplegando y deja zonas menos densas.

    Cometa C/2020 F3 NEOWISE con telescopio y apilado de varias fotos el 11/07/20
    Sony A7s, telescopio refractor, ISO 6400, 30 sg. Con seguimiento. Apilado de 12 fotos.

    Mientras la cámara acoplada al telescopio trabajaba sola monté la segunda cámara, una Sony A6400 que no rinde tanto como la A7s pero con suficiente exposición puede dar buen resultado. Esta es una muestra.

     

    Cometa C/2020 F3 NEOWISE gran campo 11/07/20
    Sony A6400, 24 mm f/2, ISO 1600, 8 sg

    Y me permití el lujo de hacerme un selfie para la posteridad, la verdad es que no quedo enfocado, ya que prioricé el cielo y estoy demasiado cerca, pero me vale como documento histórico, yo estuve aquí

    Cometa C/2020 F3 NEOWISE selfie gran campo 11/07/20
    Sony A6400, 24 mm f/2, ISO 500, 8 sg

    Y como curiosidad mi foto más mediática salió en el espacio de El Temps de TV3

    Cometa C/2020 F3 NEOWISE telescopio en TV3 el 11/07/20

    Los sucesivos encuentros con Neowise ya fueron más seguidos, estuvo unos días entre el amanecer y el atardecer y a partir del 15 de Julio ya se vio más cómodamente en el Oeste después de la puesta del sol y cada día subía un poco más. Se veía a simple vista desde lugares oscuros, si sabias donde estaba. Desde mi casa con prismáticos lo veía siempre que podía y en una cena con amigos pude presentarles a mi amigo el cometa y todos disfrutaron mucho de la visión con prismáticos, quizás la primera en su vida.

    El dia 18 de Julio asistí a un encuentro anual de astrónomos y astrofotógrafos amateurs en el Port del Comte, se trata del COLE. Ante una noche oscura y prometedora para observar y fotografiar empezamos en el crepúsculo con el cometa, a las 22:42 ya se distinguía y me fui moviendo por los prados alpinos a 2.000 metros de altitud buscando un primer plano para acompañar al Neowise. En las fotos ya se aprecia muy bien la cola iónica, muy larga, con una longitud aparente de más de 10º. Entre muchas fotos esta me pareció publicable una vez delante del ordenador.

    Cometa C/2020 F3 NEOWISE gran campo sobre arbol el 18/07/20
    Sony A7s, 24 mm f/2, ISO 6400, 8 sg

    Y esta otra me gustó más, el marco de los árboles realza aún más la espectacularidad del cometa. A las 00:20 se despedía hundiéndose en el horizonte Oeste. Una hora y cuarenta minutos de espectacularidad.

    Cometa C/2020 F3 NEOWISE gran campo enmarcado el 18/07/20
    Sony A7s, 24 mm f/2, para cielo ISO 6400, 10 sg. Para la tierra los mismos parametros excepto tiempo 30 sg.

    A partir de aquí intenté fotografiarlo desde casa con el telescopio fijo pero las condiciones no eran tan buenas y no pude aprovechar las tomas, aun apilándolas. Y poco a poco el cometa se fué alejando y cada día se veía más tenue. El día 28 de Julio lo observé con prismáticos y telescopio y había perdido mucho de su espectacularidad. Ya no se han producido más encuentros, prefiero mantener en la memoria la visión esplendorosa del cometa en los días de máximo brillo y longitud de las colas. Tengo todavía muchas fotos que no he editado pero quizás algún día vuelva a repasarlas y aflore una foto buena. Hasta entonces cierro aquí la historia de mis encuentros con el cometa Neowise en la tercera fase (F3).